Noticias-Globales.com

Noticias de todo y de todos lados

Nutrientes Fundamentales En Una Dieta Vegana

07/12/2016

Probablemente, ya sabes que los alimentos veganos son mucho más sanos que los productos de origen animal pues no tienen colesterol, poseen una baja cantidad de grasas saturadas y calorías, tienen un importante contenido de fibra, carbohidratos complejos y antioxidantes para combatir el cáncer.

Adolescencia es la época de la vida, transición entre la infancia y el estado adulto. Es un período en el que acontecen importantes cambios en todo ser humano. El crecimiento relativamente uniforme que tiene lugar durante la infancia se altera debido al aumento que experimenta la velocidad de crecimiento. Este brusco estirón se asocia con cambios hormonales, cognitivos y emocionales. Todas estas modificaciones crean especiales necesidades nutricionales y por tanto alimenticias.

Los carbohidratos son descompuestos a través de enzimas digestivas específicas que se encargan de transportarlos hasta la sangre hasta el hígado, donde se almacena en forma de glucógeno para ser lanzado al torrente sanguíneo cuando es preciso. El cerebro es el principal consumidor de glucosa y el índice glucémico (nivel de azúcar) que debemos tener en sangre es muy específico y delicado. Por eso lo más saludable es consumir preferiblemente azúcares compuestos de absorción lenta como vegetales, cereales integrales y legumbres.

Alrededor de los 6 meses, las reservas de hierro se agotan, tanto en niños veganos, como en vegetarianos y omnívoros, por lo que los alimentos ricos en hierro deben ser incluidos en la dieta. Tomar cereales enriquecidos es una buena forma de suplir el hierro en niños veganos. Otras buenas fuentes son los alimentos integrales, las legumbres, la verdura de hoja verde y los frutos secos. Para favorecer la absorción de hierro, es conveniente añadir vitamina C, que se encuentra en verduras verdes, cítricos grosella negra también se puede acompañar la comida con zumo de naranja.

Se ha comprobado que los niños veganos del Reino Unido y de Estados Unidos tienen un peso y una talla ligeramente menor que la media, pero su ritmo de crecimiento está dentro de la normalidad (15,16). Los niños necesitan mucha energía (en relación a su talla) y la dieta aparte de ser equilibrada, es muy importante que tenga una buena densidad de energía. Si se incluyen alimentos como aceites vegetales, aguacates, semillas, crema de frutos secos y legumbres, se pueden garantizar ambos objetivos: nutrientes y calorías. Las frutas desecadas son también una fuente concentrada de energía y son muy atractivas para los niños. Conviene acostumbrar a los niños desde muy pequeños a lavarse los dientes después de tomar fruta desecada y otros alimentos dulces para prevenir la caries dental.