Noticias-Globales.com

Noticias de todo y de todos lados

Consejos Para Visitar A Un Recién Nacido

24/03/2017

Nace tu bebé, vives la experiencia más impresionante de tu vida, conoces a tu bebé (por fin! después de nueve meses de espera), te sientes feliz y pletórica…y posiblemente muy cansada.

Como debe actuar el padre en estos casos

Puede que hayas pasado el peor día de tu vida en el trabajo y estés super cansada… aún así, intenta pasar ese rato sin quejarte. Delante de ti hay una mujer que ha pasado por un parto y que lleva sin dormir 3 horas seguidas desde que nació el bebé. Así que, intenta centrarte en ella y el bebé, pregúntale cómo se encuentra y si necesita algo que le pueda ser de ayuda para descansar.

Quienes queremos que tengan en brazos a nuestro bebe

Cuando vemos a un bebé recién nacido enseguida tenemos ganas de agarrarlo entre nuestros brazos, sobre todo si eres su tía, su abuela eres muy amiga de la madre, pero has de tener en cuenta que por algún motivo los padres pueden no estar todavía seguros de que otras personas sujeten a su bebé, así que, si no te ofrecen la posibilidad de agarrarlo entre tus brazos no te lances, espera la oportunidad, por lo menos, pregunta si no les importa que lo aupes.

Respetar a la madre

Honestamente puedo decir que hubo algunos visitantes durante esa época de mi vida que me hicieron pensar: ¿He sido secuestrada por esta pequeña persona que acaba de vomitarme encima y ni siquiera me puedes pasar algo para limpiarme?” No seas esa amiga. Aprende de mí, la abrazadora de bebés” reformada. El verano pasado, cuando una amiga tuvo un nuevo bebé, siempre le llevaba un pequeño regalo y el almuerzo cada vez que iba a verla, porque sabía que se sentía muy abrumada. En la actualidad, ni siquiera doy regalos de cumpleaños sin preguntarle a la mamá que cosa necesita su pequeño, si mi idea de regalo le parece bien.

Como comenzar la lactancia

Una vez que el bebé está bien colocado, la madre puede estimular al bebé para que abra la boca rozando sus labios con el pezón y a continuación, desplazar al bebé suavemente hacia el pecho. El niño se prenderá más fácilmente si se le acerca desde abajo, dirigiendo el pezón hacia el tercio superior de su boca, de manera que pueda alcanzar el pecho inclinando la cabeza ligeramente hacia atrás. Con esta maniobra, la barbilla y el labio inferior tocarán primero el pecho, mientras el bebé tiene la boca bien abierta. La intención es que el niño se introduzca en su boca tanto pecho como sea posible y coloque su labio inferior alejado de la base del pezón. En caso de pechos grandes puede ser útil sujetarse el pecho por debajo, teniendo la precaución de hacerlo desde su base, junto al tórax, para que los dedos de la madre no dificulten el agarre del niño al pecho. De la misma forma, hay que tener la precaución de evitar que el brazo del niño se interponga entre éste y la madre.

Deja un comentario